Las Bandas de Bollinger

Mayo 22, 2015 17:29

Las Bandas de Bollinger es un tipo de indicador muy utilizado en el análisis técnico de los mercados financieros. Este indicador fue introducido por John Bollinger en los años 80. Gráficamente se representan como dos curvas que envuelven el gráfico de precios, generalmente una por encima del precio y otra por debajo, utilizándose generalmente cuando la volatilidad es baja. (Aunque en muchas plataformas se pueden configurar como tres bandas).

Bollinger_bands_example,_2_stddevs

La interpretación de este indicador es sencilla ya que genera señales de compra cuando el precio comienza a moverse en dirección hacia la banda superior y genera señales de venta cuando el precio se encamina hacia la banda inferior, aunque algunos críticos de este método señalan que estas señales no son muy fiables. Esto sucede ya que Bollinger interpreta que los precios tienden a permanecer entre la zona delimitada por las bandas superior e inferior con la característica de que el espacio existente entre las bandas de Bollinger, y este fluctúa de acuerdo a la volatilidad de los precios, separándose en momentos en los que hay mucha volatilidad obteniendo cambios extremos en los precios y acercándose en los periodos de poca volatilidad encerrando de este modo al precio. Como hemos indicado, cuando aumenta la volatilidad aumenta la distancia entre las bandas, por lo que si el precio supera claramente una de las bandas, abriremos posiciones en la dirección de la perforación, en este caso nos encontramos con opiniones contradictorias por parte de los traders, ya que los unos opinan que el momento de cerrar la posición es en el momento de que el precio vuelve dentro de las bandas y en cambio los traders más agresivos deciden esperar a que el precio supere la línea de la media.

Cuando el precio se encuentra por encima de la banda superior entendemos que el precio está sobrevalorado, en cambio si este se encuentra por debajo entendemos justo lo contrario, es decir que el precio está infravalorado y es por esto mismo, que muchos analistas consideran que las mejores estrategias con este indicador, suceden cuando las bandas son superadas por el precio. Las Bandas han demostrado ser muy útiles en el análisis de los precios y ofrecen una forma útil de visualizar la volatilidad del precio.

Las Bandas de Bollinger que envuelven al precio se calculan tras agregar y sustraer al valor de la media móvil (simple o exponencial) las desviaciones estándar sobre el precio de cierre. Por lo general se suele entender como que K es igual al valor de la media (habitualmente K = 2). La distancia entre las curvas superior e inferior, es igual a cuatro desviaciones estándar y por lo tanto una medida de la volatilidad del precio del activo.

Cuando el precio permanece dentro de las líneas durante un tiempo suficientemente largo, podremos observar que el precio de la acción o del activo oscilará hacia arriba y hacia abajo dentro de las bandas, como si se tratase de un canal, esto suele ocurrir en fases de consolidación del mercado. En esta fase, suele ser normal los toques a la parte superior e inferior de las bandas como una señal de que la acción del precio oscila entre rangos laterales o levemente inclinados, por esta razón cada vez que el precio se acerca a las bandas sin superarlas debemos entenderlo como una señal de cambio.

Características:

  • Sirve para ubicar al precio dentro de un rango relativo a su evolución pasada
  • Ayuda a determinar si el valor está volátil o no
  • Permite obtener niveles de precios y determinar si el valor está en zonas de soporte o de resistencias dinámicas.
  • Cuando el precio está por encima de la media (línea central) y cercanos a la línea superior debemos entender que los precios son relativamente altos y cuando están por debajo de la media y cercanos a la banda inferior los precios son relativamente bajos.
  • Cuando el precio sale de los límites de las bandas, implica que habrá una continuación de la tendencia actual
  • Los mínimos y máximos que se presentan fuera de las bandas y que son seguidos por mínimos y máximos dentro de las bandas, significan un cambio de tendencia
  • Un movimiento que comienza en una banda tiende a dirigirse hacia la otra banda, por lo que cuando el precio toca una de las bandas sin superarla, abriremos posiciones cuyo cierre y objetivo sea el toque de la banda opuesta
  • Su utilización conjunta con otros indicadores ayuda a determinar con alta probabilidad los techos y suelos de los mercados.

Bollinger Bounce

Con este término conocemos a los rebotes en las bandas de Bollinger, esto sucede porque las bandas de Bollinger actúan como soportes y resistencias menores, en gráficos de periodos mayores estas resistencias y soportes son más fuertes que en gráficas con periodos de tiempo menores. El precio suele tender a volver a la zona media de las bandas de Bollinger, sucediendo mucho más en periodos en los que el mercados se mueven de forma lateral o en rangos. Esta idea puede ser útil para determinar puntos máximos y mínimos así como niveles de entrada y/o salida.

Bollinger Squeeze (Contracción de Bollinger)

Como hemos visto las bandas de Bollinger funcionan muy bien en mercados con movimientos laterales, pero en mercados con movimientos tendenciales una buena entrada puede ser tras un periodo de calma, periodo que será indicado por una contracción de las bandas de bollinger ya que durante dicho periodo la volatilidad disminuirá. Durante este periodo de baja volatilidad y de poco movimiento, estas se contraerán formando un estrecho y prácticamente horizontal canal, por lo que si venimos de una tendencia bajista y las velas rompen por la parte inferior del canal esperaremos que el movimiento siga siendo bajista, análogamente si venimos de un periodo alcista y el canal se rompe por la parte superior del mismo, podemos esperar que el precio siga aumentando.